yamaguchi

Taller rudimentario donde tejen la seda extraída del gusano los Sres. Yamaguchy Hnos en San Ignacio.-

Fragmento transcripto del Memorial entregado por los Hnos Yamaguchy al Ministerio de Agricultura de la Nación:

“En 1925, llegaron a este Territorio un grupo de colonos japoneses quienes empezaron a desarrollar nuevamente la industria sericícula.

Los señores Yamaguchy Hnos. que llegaron en el grupo de referencia, se dirigieron a San Ignacio, donde adquirieron un lote de tierras de 50 hectáreas, que dedicaron a la plantación de yerba mate y de moreras, y a la cría del gusano de seda.

En 1929, uno de los hermanos Yamaguchy, el señor Tijushi , acompañado por el industrial y comerciante Sr. Chambrier, presentose ante el Ministro de Agricultura, interesándolo en el fomento en general de Misiones y especialmente en la desconocida industria de la seda; a cuyo efecto le hizo entrega de un interesante memorial en que le expresaba algunos antecedentes al respecto y el halagüeño porvenir que le esperaba a esta industria en Misiones.

 

Con la ayuda del Gobernador, Dr. Héctor Barreyro, adquirió en el Japón, un pequeño telar y construyo algunas maquinas rudimentarias para hilar y retorcer la seda. Con esta instalación primitiva, pudo tejer con la primera cosecha de capullos varios metros de seda cruda y pura, parecida al producto de la industria casera japonesa.

Agregaba en el memorial de referencia, el Sr Yamaguchy, que con los primeros resultados obtenidos, quedaba demostrado que en Misiones la industria sericícula podía desarrollarse con excelente éxito tanto en su parte financiera como industrial.

Para ello, solo necesita que venga a Misiones familias japonesas para iniciar esta industria y servir de maestros a los demás colonos. Cree necesario también introducir del Japón las mejores clases de moreras y las semillas de gusanos seleccionadas entre las mejores, para que la industria sericícula argentina tenga desde su principio, un producto absolutamente superior y capaz de competir con sus similares del extranjero.

Misiones ofrece por su clima y su suelo, como dijimos al principio, condiciones muy favorables para la cria del gusano de seda; pudiendo obtenerse, afirma el memorial cinco cosechas al año, mientras que en el Japón solamente se obtiene tres cosechas.

El cultivo de la morera puede dar una entrada anual de más de 500 pesos por hectárea a una familia de colonos, que accesoriamente se dedicase a la cría de gusano de seda. Es una industria que puede cambiar y mejorar la situación económica actual del Territorio de Misiones, proporcionando un mejor bienestar a los colonos que se dedicasen a esa industria.

Los Sres. Yamaguchy, expresan en el memorial de referencia, que para fomentar la industria de la seda en Misiones, el Ministro de Agricultura debería instalar en San Ignacio una escuela para enseñar a los colonos la cría de gusano de seda, dotándola de maquinaria para el hilado y tejido, como se ha hecho en otros puntos. Podría también traer un técnico competente de Japón.

En la estación experimental de Loreto se debería instalar una sección especial para el estudio y selección de la morera y de la semilla del gusano.

La falta de cooperación de colonos que se dedicaran al fomento de esta industria; la falta de capital para dedicarse en gran escala, como se hace con la industria yerbatera; y la falta de estimulo y ayuda por parte del Gobierno; como hace el Gobierno de Italia que acaba de acordar una subvención de 2 liras por cada kilo de seda que se cultive en aquel reino, la industria de Misiones no prospera; se halla paralizada, no obstante ser una de las más lucrativas que podría tener el Territorio.-“

Daniela Oviedo, Misiones Online.-

 

Aporte de Fuente: Arq. Mary Edith González

Ingreso

Etiquetas Populares

Rescate fotográfico