amado bompland

Casa de Bonpland en San Borja, reducto donde habitó el naturalista poco despues de recobrar su libertad.-

El célebre naturalista francés que pasó por estos lares allá a principios del siglo XIX y que luego fue tomado prisionero por el dictador paraguayo Gaspar Rodriguez de Francia, supo dejar su impresión respecto a San Ignacio Miní, reducción que poco antes (1917) había sido incendiada por órdenes del "Supremo".

A través de este relato de su autoría fechado julio de 1821 transcribimos dicha impresión y tomamos dimensión del estado en que se hallaba la reducción por entonces.

ruinas

Ruinas de San Ignacio Miní a fines del siglo XIX.-

“El pueblo se encuentra emplazado sobre lo alto de una colina desde donde se descubre el Paraná. Toda su situación es magnífica y sus alrededores ofrecen bosques muy numerosos de naranjas de dulces frutas. Todo el pueblo está destruido y no queda más una sola pieza, ni un solo corredor donde uno pueda ponerse al abrigo. La arquitectura de este pueblo tenía sin duda más de gusto y de taludes que los de Loreto, Santa Ana y Candelaria. Todo inspira un aire de jardines que no se ve en otros pueblos. “

“(…) La iglesia magnifica estaba desnuda de grabados y santos de piedra. Una terraza soberbia o corredor magnifico dando a un gran jardín debajo del cual parece que puede verse correr el Paraná rojizo al sur. Muy lejos, más o menos a una legua, en fin las montañas del Paraguay, sirviendo para reposar la vista de este lado.”